Registros electorales en Cuba: transparencia y veracidad

La transparencia y veracidad del registro electoral, en su carácter público, permanente y de oficio constituye una fortaleza de la Revolución Cubana con vistas a los comicios para el referendo constitucional del próximo 24 de febrero, algo garantizado por el Estado y que la población puede constatar.

Así lo afirmó al diario Granma el coronel Mario Méndez Mayedo, jefe nacional de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería, quien precisó que para el 16 de enero estarán expuestos los listados electorales en los lugares visibles y cercanos al colegio de votación de cada ciudadano.

A partir de esa fecha, las personas deben corroborar sus datos personales y en caso de necesidad, proceder a subsanarlos, modificarlos o actualizarlos en las oficinas de trámites abiertas en los registros de la población y conocidas por los cubanos como Oficinas del Carné de Identidad. También estará habilitado el número 188-08 para plantear cualquier interrogante, queja o recibir una explicación oportuna.

«Las oficinas de trámites serán reforzadas en los próximos días para asegurar el proceso electoral y paralelo al servicio diario que allí se brinda, alguien puede interesarse en esclarecer alguna duda o simplemente corroborar algún dato personal», aseguró el oficial del Ministerio del Interior, quien explicó qué es el Registro Electoral (re).

Las funciones de este están relacionadas con el tipo de votación a acometer por la sociedad, como un derecho y un deber del ciudadano, a partir de la ubicación constitucional, soportado en leyes y decretos para hacerlo valer, lo cual aporta decisivamente al desarrollo de los sufragios, que dirige el máximo órgano electoral.

Su  carácter público está dado en el derecho de la ciudadanía de conocer los datos que sobre ellos obran en el re y para este año se modificó el diseño de las listas con el fin de que las personas puedan leer con facilidad su identificación y en caso de algún error subsanarlo con las autoridades pertinentes.

Permanentemente el Estado cubano actualiza la información de esos registros (con independencia a la convocatoria o no de un proceso electoral) a partir de la movilidad interna o externa que ocurra en el país, según explicó Méndez Mayedo, algo pendiente en muchos países, donde cada quien formula su inscripción en los colegios y se asume la asistencia a las urnas con la cifra de electores inscritos y no con el total de la población con derecho al voto.

Por ello insistió en el aspecto movilizativo que provocará la publicación de los listados, en tanto las personas deben estar atentas a cuáles son sus datos y en caso de no coincidir, subsanarlos en la menor brevedad de tiempo posible para que puedan ser actualizados en el re oficial de la nación.

Recordó los requisitos para votar, según las leyes vigentes (Ley Electoral No. 72 / 1992) resumido en: residentes en el territorio nacional por más de dos años, mayor de 16 años y con plena capacidad jurídica, ello quiere decir no estar sancionado por un tribunal a perder sus derechos políticos.

Para Cuba, los pobladores  son inscritos de oficio (sin previa consulta con la persona) al cumplir los 16 años de edad y reciben una ubicación electoral para ejercer su derecho al voto en un colegio cercano al domicilio donde residen, aunque no tengan una dirección permanente en esa casa. Sobre este aspecto, Méndez Mayedo subrayó en la responsabilidad personal ante la legalidad de sus datos y de definir su ubicación electoral.

Para ello existe un Sistema Electoral Automatizado que garantiza la actualización permanente de la información de electores y brinda  estadísticas para las autoridades a todos sus niveles y a los demás sistemas automatizados creados para los comicios en el país.

Esos datos tienen en cuenta los movimientos migratorios, las defunciones, la población penal en las cárceles, las sentencias de los tribunales, los registros civiles y las demarcaciones geográficas por cdr, teniendo en cuenta que un 14 % de la población con derecho al voto no lo ejerce en el lugar donde reside.

Todo ello ha sido posible por la rigurosidad y seriedad con que se ha trabajado en los procesos electorales en Cuba, de los cuales se acumulan experiencias organizativas.

La búsqueda de información tiene en cuenta a los residentes temporales en escuelas, unidades militares, trabajadores en cumplimiento de misiones en el exterior o en territorio nacional y hasta los que viajan el día de los comicios, por tanto se habilitan colegios especiales o excepcionales (solo para las elecciones generales o referendos). Estos últimos se establecen en aeropuertos, terminales de ómnibus y trenes, hospitales y sitios de movilidad de personas.

En las próximas semanas toca a las autoridades encargadas de los registros electorales imprimir y distribuir los listados; estar atentos a las conciliaciones de la información tomada en el terreno; dictar indicaciones oportunas; concebir el  cierre final de los datos y activar todo un sistema comunicacional para  esclarecer temas suscitados en la cotidianidad. Por esto es importante el trabajo casa a casa en cada demarcación.
El coronel Mario Méndez Mayedo finalizó convocando a una conducta responsable de la población para llevar a cabo la conformación de las listas electorales, atendiendo a que la forma en que se organiza el re tiene consecuencias decisivas para los ciudadanos, pues de ella depende el ejercicio efectivo del derecho al sufragio, es decir, hace posible que quien, a la luz de las normas constitucionales y legales, es titular de los derechos políticos, pueda efectivamente ejercerlos.

En su intervención acuñó la frase: «Tenemos un registro electoral que es una fortaleza de la Revolución, es algo para enorgullecernos», haciendo referencia a investigaciones realizadas por el propio minint acerca de las experiencias de 18 países del continente. Finalizó diciendo: «La filosofía de nuestra sociedad es la transparencia, la honestidad, el rigor y todo ello está contenido  en nuestros registros electorales».

Datos a verificar en las listas electorales

Repetición de datos.
Nombres y apellidos correctamente escritos.
Número de identidad permanente.
Domicilio.

¿Ante quién realizar una reclamación con respecto a los datos publicados en la Lista de Electores?

Las reclamaciones con respecto a los datos publicados en la Lista de Electores se efectúan ante el responsable del Registro de su demarcación o ante la autoridad electoral correspondiente.

La inclusión o exclusión del registro se formula verbalmente.

El voto deberá ejercerse en el lugar donde se reside de manera física y estable, que no siempre coincide con el domicilio legal.

En el caso de no existir coincidencia entre el domicilio legal y la residencia física, el elector debe notificar a la autoridad electoral de circunscripción por cuál de los dos lugares va a ejercer el voto.

Tomado de Granma

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*