Jaime Bayly: Un bocón que dice la verdad

Si en el gobierno estadounidense existiese la “buena fe” que espera el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en estos momentos los servicios de inteligencia de ese país deben estar interrogando al periodista del canal MegaTv, Jaime Bayly.

Bayly, sin dudas, cuenta con las evidencias que a Washington le hacen falta para poder investigar si el atentado con drones contra las principales figuras del gobierno venezolano que tuvo lugar el pasado sábado durante una marcha militar en Caracas, fue fraguado o no en los Estados Unidos.

En una “respuesta a Maduro” en su show de este miércoles, el periodista de origen peruano que vive en Miami, aseguró que sus fuentes confiables en Washington, que “son personas supremamente inteligentes, con bastante poder”, le pidieron que participase una reunión histórica para Venezuela, en la que se iban a discutir cosas de extrema gravedad. En dicha reunión se enteró que el próximo sábado iban a matar a Maduro.

“¿Qué pretendía Maduro que yo llamara al SEVIN y que alertara al SEVIN, a su policía política de torturadores? -se pregunta el periodista en el mismo programa donde se define como una persona bipolar, “alguien con estallidos maniáticos en los que se siente invulnerable”.

Pero aunque aseguró que no “iba a alertar al dictador de que había un plan para darlo de baja porque yo pienso que eliminar al dictador, aniquilar al tirano es un paso indispensable para recuperar la libertad. No nos engañemos”, casi lo hace si se tiene en cuenta que avezado periodista descubrió el complot terrorista varios días antes de que este ocurriera.

¿Será Jaime Bayly tan enemigo de Maduro como él asegura?

Según Bayly, su anunció anticipado del atentado se debió a su valentía, porque si él hubiera sido un cobarde se “hubiera mordido la lengua y no hubiera contado nada”.

Por lo que decidió compartir con la audiencia es pedazo de información que le parecía capital para darle legitimidad al atentado porque, según él, mucha gente creía y aún ahora sigue creyendo que ese atentado no ocurrió que fue una farsa, un montaje, una patraña diseñada por los espías cubanos para que luego la dictadura de Maduro persiguiera encarnizadamente a sus opositores, como Borges y Requesens. Pero no”.

El periodista que Bayly tiene dentro sintió que era su deber decirle a la audiencia la verdad que conocía porque sus fuentes en Washington “le pidieron que me reuniera con estas personas, con estos rebeldes, con estos patriotas venezolanos”.

Bayly, a su vez, le ha hecho un magro favor a sus -¿amigos?- de la oposición venezolana al persistir en que el atentado terrorista no es una farsa, argumento utilizado por los opositores para escapar de la justicia.

El atentado con bombas para descabezar al gobierno venezolano, según el también novelista, no tiene nada que ver con la ficción, es un hecho real del cual estaban enteradas de antemano sus fuentes en Washington, esas “personas supremamente inteligentes, con bastante poder”.

Ya sé sabe que Bayly, al parecer, debe estar conectado con las altas esferas del gobierno norteamericano porque, como dijo en un video anterior, él está absolutamente convencido de que el gobierno de Trump no lo a meter preso por anunciar magnicidios de presidentes de países extranjeros en la televisión. 

Ni falta que hace meterlo preso ni nada parecido. La televisión de Miami incluso debería ofrecerle otro programa al sagaz periodista. Mientras más verdades diga el bocón de Bayly, mejor. Tomado de CubaSi

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*