Cepal: La igualdad en el centro del desarrollo

Alicia Bárcena y Rodrigo Malmierca destacaron el trabajo de la Cepal por un desarrollo con enfoque humanista. Foto: Dunia Álvarez Palacios

Por casi una década, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha posicionado la igualdad en el desarrollo como un principio ético irreductible y centrado en un enfoque de derechos, expresó este jueves en La Habana Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo.

En la presentación del documento de la Cepal La ineficiencia de la desigualdad, Bárcena puntualizó que «seguimos siendo la región más desigual del mundo».

Sobre el tema, agregó que avanzar por un camino de mayor igualdad no es solo un imperativo ético en una región con brechas sociales que se expresan en diversos ámbitos; es también condición necesaria para acelerar el crecimiento de la productividad y proveer un marco institucional que permita posicionarse en un mundo en el que se conjugan grandes desequilibrios con enormes posibilidades.

«La igualdad no es solamente un resultado del sistema económico, sino también una variable explicativa de su eficiencia a largo plazo. Existe una correlación entre igualdad, productividad y democracia, bienes complementarios estratégicos más aún en un mundo bajo fuertes tensiones económicas, políticas y ambientales», acotó.

Por su parte, Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, destacó el trabajo de la Cepal por un desarrollo con enfoque humanista.

Elogió cómo el organismo regional ha puesto el tema de la igualdad en el centro: «Cepal en los últimos 70 años ha demostrado ser un fuerte exponente en el análisis tecnológico, económico y científico con mucha originalidad y el documento es una muestra», dijo.

El titular afirmó que, en nuestro continente, este organismo regional reconoce que el desarrollo supera el concepto de crecimiento económico y ve en la integración y cooperación –no solo la Sur-Sur sino también la Norte-Sur- las soluciones a nuestros problemas.

Puntualizó Malmierca que la región está expuesta a vulnerabilidades externas en un contexto internacional de incertidumbre.

Valoró que América Latina y el Caribe están hoy en un momento en el cual existen fuerzas que pugnan en contra de la integración, por lo que hay que fortalecer una estrategia común para combatir desigualdades.

Refiriéndose a Cuba, dijo que construimos una sociedad equitativa, a pesar de estar sometida al bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos desde hace más de cinco décadas, principal obstáculo para el desarrollo del país», agregó.

El titular cubano indicó, además, que priorizamos la igualdad en accesos a servicios sociales (salud, educación, seguridad social) a partir de políticas públicas del Estado. La igualdad de oportunidades, sentenció, es muy importante para nosotros. Hemos tratado de cooperar modestamente con otros países, llevar el concepto cooperación Sur-Sur a otras regiones.

Malmierca destacó que la cooperación no debe estar basada en el hecho de tener recursos, sino en la solidaridad entre los pueblos y  en ese sentido Cuba ha trabajado con modestia, pero con resultados importantes.

Declaró igualmente que la Isla respaldará, desde la presidencia pro témpore de la Cepal, la visión de ubicar la igualdad en el centro del desarrollo.

¿POR QUÉ LA IGUALDAD ES EFICIENTE?

El documento presentado en la última jornada de debates del XXXVII periodo de sesiones de la Cepal resalta que la igualdad genera instituciones inclusivas y una cultura que premia la innovación y el esfuerzo, y no la clase social, etnia, el género ni las conexiones políticas de los actores económicos.

Además, la igualdad encamina la estabilidad económica y política y el cuidado del medio ambiente.

Respecto a la economía global, Alicia Bárcena comentó que la igualdad ayuda a la expansión de la demanda agregada, evita el sesgo recesivo y reduce la intensidad de los conflictos internos y externos al promover el desarrollo.

La equidad de acceso a las capacidades y oportunidades, explicó, se vuelve especialmente importante en un contexto en el que la revolución tecnológica demanda mayor educación a fin de absorber las tecnologías y construir nuevos sectores.

«La igualdad está en el centro del desarrollo por dos razones. Primero porque provee a las políticas de un fundamento último centrado en un enfoque de derechos y una vocación humanista que recoge la herencia más preciada de la modernidad. Segundo, porque es también una condición propicia para avanzar hacia un modelo de desarrollo centrado en el cierre de brechas estructurales y en la convergencia hacia mayores niveles de productividad, la sostenibilidad económica y ambiental, de cara a las futuras generaciones, la difusión de la sociedad del conocimiento y el fortalecimiento de la democracia y la ciudadanía plena», señaló.

En las siguientes jornadas de intercambio, ministros cubanos presidieron los seminarios de alto nivel de Inversiones, tecnologías y productividad para el desarrollo sostenible; Ineficiencias de la desigualdad; Territorios, infraestructura y medio ambiente: un espacio para el gran impulso ambiental. En ese orden, fueron los protagonistas Salvador Pardo Cruz, ministro de Industrias de Cuba; Roberto Morales Ojeda, titular de Salud, y Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Para hoy, último día del XXXVII periodo de sesiones de la Cepal, están programadas intervenciones de cancilleres y de altas autoridades en torno a los desafíos globales y regionales del multilateralismo, el rol de la Cepal y la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Luego intervendrán las delegaciones, así como se pondrán a consideración, hasta ser aprobadas, las resoluciones de este periodo de sesiones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*