Hermandad de los pueblos de Cuba y Perú

Enrique Ubieta

Intenso el día de ayer. Llegamos a Lima y enseguida nos trasladamos al Monumento a los Próceres de la Patria que inauguró Velazco Alvarado –de la estirpe, no muy numerosa pero honorable, de los militares latinoamericanos que han tomado partido por sus pueblos– a fines de los años sesenta hasta mediados de los setenta. Allí rendimos tributo a la hermandad de los pueblos de Cuba y Perú, y a la unidad de Nuestra América. En el monumento se levantan las estatuas del General Francisco de Vidal (1800 – 1863), José Gabriel Tupac Amaru (1738 – 1781), Juan Pablo Viscardo y Guzmán (1748 – 1798) y Toribio Rodríguez de Mendoza (1750 – 1825).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*