Muy visitado por los clientes que gustan de la comida criolla, el centro mantiene entre sus atractivos el mobiliario, platos y cubiertos utilizados por la familia McCartney, los últimos resguardados en una urna.

Muy visitado por los clientes que gustan de la comida criolla, el centro mantiene entre sus atractivos el mobiliario, platos y cubiertos utilizados por la familia McCartney, los últimos resguardados en una urna.

Muy visitado por los clientes que gustan de la comida criolla, el centro mantiene entre sus atractivos el mobiliario, platos y cubiertos utilizados por la familia McCartney, los últimos resguardados en una urna.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*