Fidel Castro rinde homenaje a Vilma Espín

Por: Bertha Mojena Milian

Fidel es siempre Fidel. Locuaz, activo, soñador, constructor, risueño, sencillo, sabio. Su capacidad trasciende edades, tiempos, credos, fronteras. Llega a los niños, habla, sonríe, pregunta, cuenta anécdotas, cree en ellos, en el futuro y vuelve a la historia, una y otra vez para honrar. Él sabe, bien lo aprendió del Maestro, que honrar, honra. Por eso este 7 de abril, volvió a la calle, a una escuela, para recordar a Vilma, rendirle tributo, acercarla a las más jóvenes generaciones y saberla viva, creciente, heroína de este pueblo revolucionario por esencia propia. Fidel es siempre Fidel. Y vuelve, o mejor, está siempre, transitando caminos, enseñando, transformando, aconsejando, vibrando con la energía que él mismo dice que dejan los imprescindibles, como él.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*