Había una vez un parque…

Por Lianet Cruz Pareta

Caminar por las calles del Vedado es siempre, además de saludable, un deleite para la vista.
En sus inicios, el famoso barrio capitalino, de arquitectura neoclásica, estuvo poblado por familias de la alta sociedad habanera. Con el paso del tiempo, surgieron nuevas edificaciones y llegaron otros vecinos de distintas procedencias sociales, permeando al Vedado del eclecticismo que lo caracteriza hoy día.

A la vista de sus pobladores y de los miles de transeúntes que recorren la zona, el parque de la céntrica esquina de L y Línea nos ofrece todas las tardes un espectáculo de ruedas y liberación de energía, donde los más pequeños de casa, destacan como protagonistas.

Nuestro equipo de Cuba Hoy llegó con su cámara hasta la citada dirección. Esperamos que disfruten las instantáneas.

181920

 

21

 

22

23

25

27

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*